lunes, 27 de febrero de 2012

La infanta Elena.La reina que pudo ser. Reaparece

La infanta Cristina viaja a España, en los días previos a la declaración de su marido en los juzgados. Elena, reaparece en un acto público el 22 de febrero, tres días antes que su cuñado pase por el juzgado a declarar. Se ha propuesto que Urdangarin tenga un trato especial para evitar esas fotos entrando como imputado en un juzgado. Veremos en qué queda. El responsable de comunicación de la Casa Real es cesado y García Revenga, de momento, sigue como secretario de las infantas.
El próximo día 22 de febrero, Elena de Borbón inaugura la 20º Edición de Aula, el salón internacional del Estudiante en IFEMA y lo hará en su condición de Infanta de España..Para entonces habrán pasado casi tres meses sin agenda oficial como miembro de la Familia Real. Seguro que es una gran medida que las infantas sean independientes económicamente y que el peso de la representación de la Corona recaiga en don Juan Carlos y en su heredero, pero no olvidemos que, su mérito principal para serlo, ha sido haber nacido hombre, de ahí que no haya que menospreciar la figura de la primogénita. Sobre Elena recaen unas circunstancias que no deberían desestimarse.

Puede que Sabino Fernández Campo, dijera verdades como puños al afirmar que a ellas “no se las ha educado como al príncipe. Bastante teníamos con asentar la Monarquía para preocuparnos por la educación de las infantas. A ellas se les dio una educación, pero no pensando en que fueran a ser reinas. La decisión sobre su futuro fue familiar y la del príncipe más oficial (…) son todos hijos, pero uno tenía el porvenir marcado y las otras no”. Estas declaraciones están recogidas en la única biografía que existe sobre la primogénita, “La infanta Elena. La reina que pudo ser” que publicó La Esfera de los Libros. Tampoco se les puso inconvenientes a la hora de escoger sus parejas. Cada uno eligió según su conveniencia personal y a la hora de aceptar cargos, mientras Sabino estuvo ojo avizor impidió algunas tentaciones “La familia real puede ser nombrada presidenta de honor de muchas cosas, pero no ejecutivas, porque ya estamos viendo lo que pasa en todas partes y si ocurriera algo toda la responsabilidad sería para ellos. Por ejemplo, con motivo de unas olimpiadas paralímpicas, le ofrecieron la presidencia ejecutiva a la infanta Elena y ella aceptó. Entonces recibí una llamada del secretario de Estado para el Deporte que estaba preocupado porque, al no ser un título honorífico, si algún sinvergüenza se llevaba dinero, la responsable sería ella. Claro me lo explicó Gómez Navarro y se lo comenté al rey, que se lo dijo a su hija y a ella no le gustó”. Esto ocurría en 1995.

A Elena le obligaron a cerrar, año y medio después de su creación, la empresa que había abierto con el secretario que tienen asignado de la Casa Real, Carlos García Revenga. Curiosamente esa empresa se creó en agosto de 2007, cuando ya se tenía constancia de la empresa Aizoon, donde también ejercía de tesorero el secretario que comparten las infantas. Puede que, como me apuntan en la casa real, el cargo de tesorero en Aizoon sea honorífico y que sólo tenía que actuar cuando la sociedad presenta las cuentas y que al parecer en los 19 meses que estuvieron como consejera de administración y como tesorero respectivamente, no se presentó ningún balance.

Podría pensarse que, igual que ha pasado otras veces, todo se nos olvidará, teoría que mantiene alguno de los implicados. Mucho revuelo ahora y luego las aguas vuelven a su cauce sin que pase nada. Cuando la Casa, caracterizada por su opacidad, se hace más aperturista se cargan al responsable de comunicación, con dos años en el cargo y al que todos daban por caído, Carlos García Revenga, sigue. Claro que, pudiera ser, que el secretario de las infantas pudiera encontrar un hueco en Bankia. El actual jefe de la Casa, Rafael Spottorno, cuando fue cesado en 2002 como secretario general de la casa del rey, fue a parar a la fundación Caja Madrid, para regresar desde allí a La Zarzuela pero ya como Jefe. También Telefónica, suele prestar grandes servicios y es donde, hasta hace unos días, ha estado Fernando Almansa como consejero o quién sabe, si Arturo Fernández que tiene amistad con García Revenga y es consejero de Bankia, presidente de CEIM y halconero real, también medie por él en la entidad bancaria o le ofrezca él mismo un puesto como ya hizo con Jordi González, que trabajó en prensa de la casa real y ahora es director de comunicación de la CEIM. Un lugar, por cierto, donde también labora, en la presidencia, Lourdes Cavero, esposa del vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada